Durante la jornada de ayer, el Presidente de Chile, Gabriel Boric, sostuvo una relación con el Presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, en Nueva York. Esto, en el marco de sus respectivas participaciones en la Asamblea de las Naciones Unidas.

Antes del encuentro oficial, ambos mandatarios ya se habían topado casualmente en una de las escaleras de la sede de la ONU. Instante en que Boric aprovechó para saludar a su homólogo desde lejos y expresarle un cordial «hablamos luego». Posteriormente, realizaron un encuentro privado con sus respectivos equipos de trabajo, donde e Presidente Boric le expresó su solidaridad ante la invasión rusa y se barajó la idea de organizar una cumbre que una a Latinoamérica con Ucrania.

«»La guerra que sufre Ucrania hace ya más de un año es inaceptable. Como Presidente me opondré siempre a los regímenes que violen derechos humanos y atenten contra la libre determinación de los pueblos. Volodimir Zelenski, cuente con nuestro gobierno en el llamado a detener esta injusta agresión», publicó el Presidente Boric en su cuenta de Twitter.

Sin embargo, este encuentro no ha estado exento de polémicas. La diputada comunista, Carmen Hertz, comentó en su Twitter: «Ahora que Zelenski está tan cerca se le podría preguntar por qué Ucrania no cumplió el protocolo de Minsk, por qué nacionalistas ucranianos quemaron vivos, el 2014, en Odessa, en Casa de los Sindicatos, a decenas de manifestantes pro-rusos en absoluta impunidad, por qué pidieron ser miembros de la OTAN equivalente a que en la frontera de Francia hubiera tropas de un pacto militar Ruso, por qué glorifican a Stepan Bandera conocido colaborador de los nazis y sus matanzas en Ucrania…».